Información de salud


Uso de respirador después de una lesión de la médula espinal

Es posible que las personas que sufrieron una lesión de la médula espinal a un nivel alto (cervical) no puedan respirar por su cuenta. En estos casos puede usarse una máquina llamada respirador para ayudarlos. Si usa un respirador, su equipo de atención médica les enseñará a usted y a sus familiares cómo ajustarlo y usarlo de forma segura.

Tipos de respiradores

Los respiradores para uso en el hogar suelen ser pequeños y portátiles. La mayoría de ellos pueden instalarse en una silla de ruedas. También pueden colocarse al lado de la cama para usarlos mientras duerme. La función del respirador es forzar el aire (y oxígeno adicional en caso necesario) hacia el interior de los pulmones. El aire suele introducirse a través de una cánula de traqueostomía o mediante una máscara. Si se usa una cánula de traqueostomía, esta se colocará en un pequeño orificio (estoma) previamente abierto en la garganta, directamente en la tráquea. Si se usa una máscara, se colocará en la nariz, en la boca o en ambas. La cánula de traqueostomía o la máscara se conectan al respirador. Estos aparatos pueden proporcionar distintos tipos de configuraciones de respiraciones, como control y asistencia de volumen, control y asistencia de presión y presión de soporte. Algunas personas deben usar el respirador continuamente. Mientras que otras lo necesitan solo en ciertas ocasiones, por ejemplo para dormir.

En qué consisten los cuidados necesarios

Es probable que necesite ayuda en casa con el respirador. También es probable que necesite más ayuda con sus tareas de cuidado diarias. Las siguientes tareas, entre otras, podrían requerir ayuda:

  • Uso y mantenimiento de sus equipos. Para su seguridad, es esencial que usted y su cuidador sepan cómo utilizar sus equipos. Las alarmas de los dispositivos los alertarán si hay algún problema. Pero su cuidador debe saber cuándo llamar al 911 y estar preparado para dar asistencia respiratoria manualmente si fuera necesario. Además, el respirador necesita una fuente de energía eléctrica constante para funcionar correctamente. Puede funcionar con baterías o enchufado a la red eléctrica. Pero hay que cargarlo todos los días. Asegúrese de tener una segunda fuente de electricidad y baterías adicionales en caso de una interrupción en el suministro eléctrico u otras emergencias.

  • Cómo mantener despejadas las vías respiratorias. Muchas personas con problemas de respiración también tienen problemas de tos. Cuando ocurre esto, puede acumularse demasiada mucosidad en los pulmones y en las vías respiratorias. Esto aumenta la probabilidad de neumonía y otros problemas pulmonares. Es posible que su cuidador deba hacer aspiraciones periódicamente para extraer el exceso de mucosidad de los pulmones y de la cánula de traqueostomía, si la tiene. También es posible que deba emplear técnicas de tos asistida (también denominada tos asistida para pacientes cuadripléjicos) para ayudarlo a expulsar la mucosidad de los pulmones. En algunos casos también puede usarse una máquina especial para ayudar a expulsar la mucosidad al toser.

  • Cuidado de la traqueostomía o de la nariz y la boca. Si tiene una cánula de traqueostomía, deberá cambiarla con regularidad y darle el cuidado necesario. También tendrá que limpiar diariamente la piel y la zona alrededor del estoma para prevenir las infecciones. Si tiene una máscara, deberá dar cuidado especial a la piel alrededor de la nariz y de la boca. Su cuidador podrá aprender las mejores maneras de ayudarlo con estas tareas. Esto puede aumentar su comodidad y reducir la probabilidad de problemas.

Ayuda adicional

Además del cuidado básico de todos los días, es posible que tenga otras necesidades. Pueden incluir las siguientes:

  • Ayuda con la comunicación. La cánula de traqueostomía o la máscara pueden impedirle hablar. Aunque la cánula tenga una válvula para la voz, o aunque se quite la máscara, la calidad de su voz podría ser demasiado débil y difícil de entender. Es posible que no pueda hablar con una voz suficientemente alta durante mucho tiempo. Un fonoaudiólogo podría enseñarle técnicas que faciliten su comunicación.

  • Ayuda para comer. Algunas personas con respirador son capaces de comer normalmente. Otras tienen un riesgo mayor de aspiración (cuando la comida, los líquidos o incluso la saliva ingresan a los pulmones). Es posible que otras sean incapaces de comer por la boca. En esos casos, pueden necesitar ciertos dispositivos como una sonda de alimentación para obtener los nutrientes necesarios. Su proveedor de atención médica le dirá si se necesita tratamiento adicional para resolver los problemas con la comida.

  • Ayuda para adaptarse. La adaptación al uso de un respirador lleva tiempo. Si tiene dificultad para adaptarse al respirador, informe a su equipo de atención médica. Ellos pueden ayudarlo a obtener el apoyo que necesita.

Un objetivo para toda la vida

El uso de un respirador puede ser difícil. Pero con la ayuda de su equipo de atención médica y las personas cercanas a usted, podrá encontrar maneras de mantenerse activo y vivir bien. Visite al equipo de atención médica para recibir los cuidados constantes que le hayan recomendado. Así podrán vigilar su estado de salud y su progreso. También les permite darle apoyo para establecer sus objetivos y obtener el mejor resultado posible.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by CA Health Net